Arditi" fascistas italianos desfilan daga en mano, a su entrada en Guadalajara, frente al Palacio del Infantado, el 28 de marzo de 1939. Copyright Foro por la Memoria Guadalajara.

Arditi” fascistas italianos desfilan daga en mano frente al Palacio del Infantado el 28 de marzo de 1939. Copyright Foro por la Memoria Guadalajara.

LA OCUPACIÓN MILITAR DE GUADALAJARA Y EL REGRESO DE LOS PRESOS DESDE ALICANTE.

El 28 de marzo de 1939, tras tres años de infructuosos intentos, las tropas fascistas italianas tomaron finalmente Guadalajara. Los mussolinianos tuvieron ese “privilegio” como compensación por su humillante derrota en la batalla de Guadalajara dos años antes, en los campos alcarreños de Brihuega en marzo de 1937.

Apenas tres meses después, el 17 de junio, una expedición de falangistas alcarreños fue a Alicante para detener y traer a 50 Guadalajareños capturados en el puerto de Alicante. Se encontraban repartidos por diversos improvisados campos de concentración en toda la ciudad : La plaza de toros, la cárcel, el castillo de Santa Bárbara y el tristemente campo de Albatera, entre otros.

Entre ellos se hallaban los tres alcaldes republicanos. Antonio Cañadas, Facundo Abad y Marcelino Martín, y varios alcaldes de la provincia. Fueron paseados en camiones y sometidos a escarnio por la calle mayor, en algo parecido a un auto de fe. Estos fueron los inicios de una época de opresión y persecución de los democratas que arrastó a 7169 alcarreños (un 4,5% de la población en 1939) condenados bajo el régimen de Franco. 822 de ellos (incluyendo 13 mujeres) fueron fusilados mediante un simulacro de juicio. Y hasta 1700 murieron en la cárcel, paseados en cunetas o en los campos nazis (89 concretamente). La democracia tiene una deuda con todos ellos

Estos fueron los cincuenta presos de la expedición que recorrieron en camionetas la ciudad, a través de la calle Mayor, calle Museo, Ramón y Cajal, la Carrera, Virgen del Amparo y allí finalmente a la Prisión Central. Todos fueron maltratados y varios de ellos fueron fusilados tras un simulacro de juicio:

Aurelio Cañadas Ortego, Atilano Navarro Iglesias, Emiliano Muñoz Cubero, Mariano Pardo Delgado, Vicente Rodríguez Castilla, José Pérez Barba, Julio Sánchez Morán, Facundo Abad Rodilla, Juan Antonio García Torres, Mariano Colina Lozano, Felix Medrano Navarro, Humberto Melero Carillo, Antonio Palacios Rodrigálvarez, José Barcelona Causapié, Luis Calvo de la Fuente, Telesforo Ballesteros Alique, Lorenzo Martínez Ruano, Emilio Hurtado Romo, Luis Cravioto Balboa, Jesús Notario Gil, Dionisio Ciruelas Irala, Miguel Ruiz Luna, Lucio Blanco Utrilla, Servando Cambronero Luna, Saturnino Recio Cebrián, Federico Muñoz Guijarro, Wenceslao Jiménez Pérez, Román Esteban Garcilópez, Isidro Bodega Fernández, Quintín Cliveros Delgado, Gregorio Tobajas Blasco, Gabriel Crespo Ruiz, Eloy Sánchez Inglés, Eleuterio Escolín Ambite, Doroteo Cabrera Antón, Marcelino Martín Martínez del Arco, Valentín Martínez Fernández, Benito Calero Vázquez, Santos Esteban González, Porfirio Sánchez Navas, Marciano Alfonso Cubillo, Rafael Pardo Borda, Marcelino Viejo Canalejas, Antonio Cañadas Ortego, Modesto Gil García, Andrés Arralde, Antonia Álvarez Redondo, Isabel Sacristán López, Julián Vera Ramírez. 1

Sirvan estas palabras para recordar a estos hombres y mujeres de Guadalajara, y honrar su memoria. 

http://www.memoriaguadalajara.es

III Marcha Memorial Batalla de Guadalajara

III Marcha Memorial Batalla de Guadalajara

————————

III MARCHA MEMORIAL BATALLA DE GUADALAJARA
Domingo 23 de marzo de 2014.

SUBIDA AL CERRO DE SAN CRISTÓBAL (Algora, Guadalajara)

PUNTO DE CITA: 11:00 h Plaza Mayor Torija (Guadalajara)
Es necesario llevar comida y bebida. Recomendable calzado deportivo
Información: marchaguada14@gmail.com

http://wp.me/p1IvCc-o8

www.memoriaguadalajara.es

Uno, tan solo uno basta
como testigo irrefutable
de toda la nobleza humana.

Luis Cernuda

Imagen

Juan López Páez con la foto de su abuelo Isidro Páez, asesinado en Guadalajara el 15 de julio de 1939 junto a otros 4 antifascistas,

Ante mí tengo entre las manos esa voz dormida de las víctimas mudas, de los fusilados contra la tapia de un cementerio, de los ajusticiados sin juicio previo en la cuneta de una carretera cualquiera por defender la libertad, de las viudas abandonadas a su suerte a la más gris miseria por el  embargo de sus bienes, de las hijas huérfanas, carne de trabajo barato en las grandes ciudades en casa de los señoritos.

Esa foto amarillenta surgida de no se sabe donde viene a llenar el vacío de mis orígenes, a completar la historia personal y rescatarla de un silencio impuesto por el terror asentado en la médula de los huesos dentro de las familias, de lo que nunca se habló en la mesa.

Esa solitaria foto aviva en mí los pocos detalles transmitidos que se salvaron del agujero negro en el pozo del miedo que sufrieron nuestros padres, supe que era carretero y que viajaba periódicamente a Valencia en compañía de su perra loba “Sola”  a comprar naranjas y nueces y comerciar por el camino.

En estos días he tenido conocimiento que estaba afiliado a UGT y al PCE de Sacedón y  que después de ser fusilado el 15 de julio de 1939 en las tapias del Cementerio Civil de Guadalajara al año siguiente en 1940, la viuda Francisca Pérez Almansa y sus cuatro hijas Felisa,Carmen, Leandra y Milagros fueron embargadas por una multa de 13.000 ptas de entonces, subastaron tierras, enseres y hasta se llevaron medio cerdo!!!!!!.

Dice el filósofo W.Benjamin que “Hay una misteriosa cita entre las generaciones pasadas y la nuestra. Se nos espera en esta tierra. “ por eso no hay mayor fosa que el olvido de los que lucharon por la libertad, !Abuelo mío, me has llenado de orgullo! no me importa donde están tus restos esparcidos en la fosa común desaparecida del Cementerio de Guadalajara porque dejaste sobre la tierra la semilla de tus nietos Juan, César y José María  con tus mismos ideales comunistas.

JUAN LÓPEZ PÁEZ

Nieto de Isidro Páez Jaramillo  Cerrada, asesinado en el Cementerio de Guadalajara el 15 de julio de 1939, junto a otros 4 antifascistas

LA MEMORIA MUTILADA DE RAMÓN DE GARCIASOL

Incompleto homenaje al poeta alcarreño con motivo de su centenario.

DSC02990 MIguel alonso calvo_face0

MIguel Alonso Calvo en 1936

FMGU, 29/09/2013.- La Diputación de Guadalajara, representada por su diputada de Cultura, Marta Valdenebro, ha participado el domingo día 29 de septiembre como invitada a los actos celebrados en Humanes de Mohernando, en conmemoración del centenario del poeta Miguel Alonso Calvo, más conocido por su pseudónimo de Ramón de Garciasol.

La Diputación de Guadalajara estaba moralmente obligada a participar en el homenaje público a uno de los escritores ilustres de la provincia; pero el hecho cierto es que en la actualidad esta institución pública y democrática está regida por un partido y unos diputados provinciales que en repetidas ocasiones han mostrado públicamente su aprecio por el franquismo, al extremo de que su presidenta, Ana Guarinos, ha disculpado los brazos a la romana, los gestos fascistas y la bicolor con el escudo de la dictadura que su diputado de turismo prodigaba en Cuelgamuros, aduciendo que se trataba de un régimen legal, que no constituye delito nada de eso, y atacando además la memoria de la República. Si tenemos en cuenta el ejemplo de honradez republicana, de compromiso antifascista y de hombría de bien que encarnó el poeta de Humanes, que esta Diputación Provincial acudiese ha sido, más que el ejercicio de una obligación, un acto hipócrita de sus dignatarios y no nos debe extrañar que se haya mutilado la evocación de su figura para hacerla tragable para estas «autoridades». Han querido homenajear al poeta despreciando e ignorando su ejemplo democrático y antifascista, olvidando que ambas facetas, artística y ciudadana son imposibles de separar. El mismo régimen totalitario al que Ana Guarinos del PP guarda tanto respeto, fue el verdugo  de Garciasol y sus compañeros de generación.

Perseguido, expoliado, encarcelado, y expulsado de la vida pública, Garciasol vivió sometido a un atroz exilio interior. Nunca se rindió ante el fascismo y su voz, trocada en poesía, mantuvo, como la de otros muchos, la llama de la dignidad de España, en esos años de infamia que hoy defienden los que hipócritamente quieren aprovecharse de su obra literaria.


Como Miguel Hernández, como García Lorca, como su gran amigo y paisano Antonio Buero Vallejo, Ramón de Garciasol fue un gran intelectual, cuya obra y vida nos honra a todos y es una muestra de aquello que se dió en llamar la edad de plata de las letras españolas en el primer tercio del siglo XX. Estos poetas, escritores y dramaturgos que honraron a España con su obra, su trabajo y su esfuerzo y cuya obra llega hasta nosotros, representan hoy un dilema para quienes en las instituciones democráticas, actúan como herederos de franquismo o consideran que éste fue un régimen quizás malo, pero necesario. Están obligados a hacer homenajes públicos a los intelectuales de prestigio indudable, pero abominan profundamente de los valores democráticos y antifascistas que animaron sus vidas y su pluma. En esta disyuntiva optan por usar sus nombres y callar sobre su ejemplo y su vida de lucha. 

Ramón de Garciasol sobrevivió a la guerra, al procesamiento y a la cárcel. Escapó a la muerte que se llevó por delante a tantos y tantos de sus conciudadanos de Guadalajara. Perseguido y despreciado por la Guadalajara oficial del régimen, se refugió en Madrid donde logró reconstruir su vida entregándose de lleno a su trabajo como poeta ensayista y redactor literario para diversas editoriales. La huella de su trabajo no sólo la encontramos en su rica obra poética, sino también en la más callada y discreta pero no menos relevante actuación en la colección Austral de Espasa Calpe. Ya en los años de la transición, el nivel de su obra le granjeó el respeto de otros intelectuales de la época aunque tuvieran ideas distintas, lo que permitió que su obra comenzase a ser reconocida en su Guadalajara natal; pero sin embargo, las características de la transición y el régimen surgido tras la muerte de Franco, impidieron que el honrado intelectual republicano que nunca se había rendido, volviera a la vida política, pues su presencia era incómoda para los que estaban construyendo un régimen democrático basado en la impunidad del franquismo.

Hoy en 2013, cuando celebramos el centenario de su nacimiento, tanto en Guadalajara como en su Humanes natal se le dedica un reconocimiento y un homenaje por los poderes públicos, desde su condición de poeta, constatamos que se olvida voluntariamente al hombre íntegro que fue, pues la memoria de los que ampararon sus ideales de paz y libertad bajo las banderas de la República sigue siendo incomoda.

El Foro por la Memoria de Guadalajara expresa su admiración y respeto al ciudadano Miguel Alonso Calvo, Ramón de Garciasol, al colaborador del Ateneo Instructivo del Obrero, al redactor de “Abril”, al periodista y poeta en “UHP”, al ensayista lúcido, al encarcelado, al exilado, al perseguido… al poeta, y pide a las fuerzas políticas democráticas y antifascistas de Guadalajara, se le haga el homenaje completo al que tiene derecho, porque sí hoy se recuerda a Garciasol por su poesía, al mutilar su memoria como se ha hecho en estos homenajes, se sigue condenando al olvido a todos los que, como él, lucharon por la libertad.

Guadalajara, 29 de septiembre de 2013

Centenario de Ramón de Garciasol.

http://www.memoriaguadalajara.es

ALGUNOS DE SUS POEMAS PUBLICADOS EN 1936 y 1937

garciasol maestro

Poema a los maestros asesinados

gaciasol poema

Poema a las Brigadas Internacionales

garciasol un pueblo

Poema al pueblo en lucha

NOTA BIOGRÁFICA

Garciasol, Ramón de 1 (Miguel Alonso Calvo) - Nació el 29 de septiembre de 1913 en Humanes de Mohernando (Guadalajara). Hijo de un zapatero de su pueblo, hizo sus estudios gracias a becas para estudiantes sin recursos. Poeta de la generación de 1936 y amigo de Buero Vallejo y Miguel Hernández, durante los años de la República y la Guerra Civil participó intensamente en la vida cultural de Guadalajara y en el Ateneo Instructivo del Obrero. Colaborador del periódico ABRIL, portavoz de las izquierdas en Guadalajara, y del semanario UHP, portavoz de las Milicias Antifascistas Alcarreñas, durante la guerra fue uno de los organizadores del grupo Cultura y Prensa. Por defender la legalidad republicana, estuvo tras la guerra en campos de concentración y en batallones de prisioneros de guerra (campos de Albatera y Murcia). Juzgado y absuelto tras la guerra, cambió su nombre por el Ramón de Garciasol. Cuando más tarde se licenció en Derecho, se negó a ejercer como abogado por considerar injustas las leyes que debería aplicar bajo el régimen de Franco. Ramón de Garciasol fue distinguido en 1990 por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha con la Medalla de Oro de la Región. Falleció en Madrid en 1994.

1 Adoptó este nombre para evitar posibles represalias por su militancia en defensa de la República.

(Información recogida por el Foro por la Memoria de Guadalajara)

EL CASO DE 157 PRISIONEROS DE SIGÜENZA DESAPARECIDOS DENUNCIADO ANTE LA ONU.

Se trata de 157 republicanos prisioneros de guerra tras la batalla de Sigüenza

SELLO FORO GUADA ROJO

FMGU 24/09/2013.- El Foro por la Memoria de Guadalajara ha presentado hoy en Madrid, ante el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas de la ONU (OHCHR), el cual se encuentra en España para recoger información sobre desapariciones forzosas y otros crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura franquista, el caso de 157 prisioneros de guerra republicanos capturados en octubre de 1936 por las tropas franquistas y de los que no se ha tenido conocimiento de su paradero desde entonces. Es la primera vez que se hacen públicos sus nombres y se han hecho llegar a los enviados de la ONU como un caso de crimen de lesa humanidad.
Como documentación anexa, se han aportado dos documentos elaborados por el Estado Mayor del ejército franquista, uno fechado en Sigüenza el 16 de octubre de 1936, con una lista exhaustiva de 591 prisioneros hechos por los franquistas tras la ocupación de la ciudad del Doncel. De esos 591 presos, 490 eran hombres, 47 mujeres y 54 niños. El otro documento aportado es una lista realizada igualmente por el ejército golpista, pero fechado al día siguiente, 17 de octubre, en Soria, lugar al que fueron trasladados los prisioneros. La segunda lista incluye solamente a 333 prisioneros, de los cuales, 14 fueron capturados en otros lugares diferentes a Sigüenza. La diferencia entre ambas listas realizadas por el propio ejército franquista es de 157 prisioneros. El Foro por la Memoria de Guadalajara denuncia este hecho como un presunto delito de Lesa Humanidad y pide su investigación. Así mismo se puso en conocimiento de los enviados de la ONU la negación a los investigadores y colectivos memorialistas del acceso a los archivos, como es el caso del Registro Civil de Sigüenza.
Ante la ONU
Guadalajara estuvo presente en varias de las   intervenciones ante los enviados de la ONU, pues familiares de víctimas de la fosa común del Cementerio Municipal expresaron la indefensión y desprecio público que las víctimas guadalajareñas del franquismo reciben de las instituciones locales y provinciales y la negativa a realizar un monumento conmemorativo en el lugar de su fusilamiento e inhumación. También expuso su caso Gregorio Rodrigálvarez, hijo de un “paseado” de Sigüenza, que expuso el caso de su padre como el de una víctima de “desaparición forzosa”.

La presidenta de la diputación de Guadalajara, Ana Guarinos (PP), no solamente disculpa al diputado Parra por su actuación fascista sino que la considera legal y asumible…

Ana Guarinos continúa la escalada fascista del PP en Guadalajara: «El PP se quita definitivamente la máscara»

pp-franquista[Foro por la Memoria de Guadalajara. 4 de septiembre, 2013]

No se puede decir que el verano haya sido tranquilo en muchos aspectos. En las últimas semanas estamos asistiendo a un auténtico carrusel de gestos y declaraciones desde las filas del Partido Popular en una clara defensa del golpe de Estado del 18 de julio de 1936 y del régimen franquista. La cuestión comenzó con unas fotos de integrantes de Nuevas Generaciones en Valencia con banderas franquistas y brazos en alto. Siguieron declaraciones a través de las redes sociales de integrantes también de NNGG haciendo apología del 18 de julio. Las completó Rafael Hernando, diputado del PP, haciendo alusión a que la República provocó en España un millon de muertos. Y lo culmina la presidenta de la Diputación de Guadalajara, Ana Guarinos, acusando a la República de llevar a España a la Guerra Civil y saliendo en defensa de su compañero de partido y responsable del área de turismo de la Diputación que tiene fotos en el Valle de los Caídos con bandera franquista.

Todo este cúmulo de despropósitos viene motivado por varias cuestiones. La primera es estructural. De la ilegitimidad del régimen franquista proviene la “legitimidad” de la actual democracia. Las estructuras del franquismo fueron aprovechadas para construir la sociedad actual. Sus instituciones no fueron depuradas tras la muerte de Franco. La Jefatura del Estado es continuación del régimen franquista. Estructuras públicas y políticas son herederas del pasado franquista.

Ese déficit democrático se nota sobremanera en el partido en el gobierno. El origen del Partido Popular se encuentra en los sectores franquistas que intentaron lavar su imagen para poder presentarse al nuevo sistema de partidos. No hay que olvidar que su antecesor, Alianza Popular, fue fundada e impulsada por un antiguo ministro de Franco, como fue Manuel Fraga Iribarne, y el ex presidente del gobierno, Carlos Arias Navarro (conocido como el carnicero de Málaga por su actitividad en la ciudad malacitana durante la Guerra Civil). Esa estructura tiene un origen muy concreto y no va a renegar de él. Lo intentarán ocultar todo lo que puedan y quieran. Pero son deudores y continuadores de la causa que les fundó.

Las declaraciones de Guarinos incurren en inexactitudes históricas, haciendo alarde de ellas, así como en un insulto contra la memoria y los familiares de las víctimas del franquismo. Lo que en otros lugares esta penado en España no tiene penalización. Ni reconocidos derechistas como Angela Merkel o Nicolas Sakorzy, se atreverían a defender la Alemania nazi o la Francia de Petain. Sin embargo en España defender el franquismo no es delito. Todo lo contrario. Amparándose en la libertad de expresión consiguen insultar a las víctimas. Se permiten el lujo de comparar los símbolos democráticos (como la bandera de la Segunda República) y de las organizaciones defensoras de la causa obrera con otros procedentes del fascismo. España es el único páis de su entorno donde muchos se denominan demócratas pero no antifascistas. El hecho es simple. Mientras en Europa las democracias que se generan tras la Segunda Guerra Mundial provienen de la derrota del fascismo, en España esa democracia proviene del maquillaje que el propio franquismo se dio. De ahí que todavía miles de españoles esten sepultados en cunetas, en fosas comunes, en expedientes de depuración fundamentados en una aberración jurídica y que los luchadores de la libertad de todas las tendencias estén condenados al ostracismo.

No sorprende que la señora Ana Guarinos diga lo que dice. Pero si es insultante para las víctimas del franquismo y para sus familiares. Decir que la Guerra Civil fue provocada por la República y exculpar que los militares golpistas como Franco, Mola o Queipo de Llano tenían un plan trazado de exterminio contra los defensores de la República y contra los militantes obreros, es insultante y rídiculo.

Los republicanos, los socialistas, los comunistas o los anarquistas que dejaron su vida por un mundo mejor y más justo merecen un respeto y un reconocimiento. El Partido Popular guarda ese respecto y reconocimiento a sus padres fundadores que no son otros que los franquistas. De ahí que Guarinos haya dicho que la exhibición de símbolos franquistas no es delito mientras atacaba a los símbolos antifascistas. El franquismo, por su actitud y su actividad, es un ejemplo de crímenes contra la humanidad, de la consecución de un genocidio contra la población. Quienes defiendan o justifique estos crímenes esta con el fascismo y no la libertad.

Por dignidad la señora Ana Guarinos debería dimitir. Cualquier político en otro lugar lo hubiese hecho de haber defendido a Hitler, a Petain o a Mussolini. Sin embargo lo que hará la gente de su partido es aplaudirla y defenderla. Pero el deber moral del Foro por la Memoria, como garante de defensa de las víctimas del franquismo, es pedir la dimisión de la presidenta de la Diputación de Guadalajara por apología del franquismo.

Foro por la Memoria de Guadalajara

http://memoriaguadalajara.es

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.